CEMDDE
Seguinos en
FacebookYoutube
Suscribite al Newsletter
Newsletter
Solicitar Turno
Solicitar Turno
CLUB DE SALUD

Evaluación Fisiológica y Metabólica

CARDIOLOGÍA

En el CEMDDE se ha desarrollado el área de Cardiología, Medicina del Deporte y del ejercicio cuyo fin es la evaluación cardiológica con orientación hacia deportistas, personas sanas y pacientes cardíacos que practican deportes.
El objetivo es descartar patologías cardíacas que puedan dar origen a eventos cardíacos prevenibles durante la práctica deportiva, o bien valorar el riesgo en aquellos cardiópatas deportistas. Orientar hacia la planificación de una actividad física segura y con menor riesgo.

La mayor parte de las personas físicamente activas no tienen una evaluación de su estado cardiológico como tampoco de su estado de aptitud para un tipo determinado de ejercicio o deporte. Tampoco existe en la mayoría de los casos una prescripción de la actividad física más adecuada para una persona en particular.

El control cardiológico que se realiza antes de iniciar un programa de actividad física o el control periódico tiene los siguientes objetivos:
- Descubrir cualquier enfermedad, lesión o patología cardíaca, especialmente las que puedan constituir un riesgo vital para el deportista o para sus compañeros. Frecuentemente, las situaciones potencialmente peligrosas suelen ocurrir durante el esfuerzo extenuante y/o bajo stress psicológico, como es el de la competición generando la tan temida muerte súbita.
- Descartar enfermedades cardíacas que tengan una contraindicación médica absoluta, relativa o temporal, para la práctica deportiva.
- Excluir a los individuos que puedan tener riesgo en ciertos deportes que por sus características de intensidad o técnica pueden ser perjudiciales ante diferentes patologías, pudiendo ser aptos para otra actividad.
- Conocer la tolerancia del individuo al esfuerzo que va a realizar y su grado de adaptación al mismo, lo que permite realizar prescripciones de intensidad de esfuerzo para programación del entrenamiento.
- Cumplir los requisitos legales y de seguridad para los programas deportivos organizados.
En base al perfil de paciente los objetivos o el nivel de actividad a considerar, dependerá el tipo de evaluación y/o estudios que será necesario realizar.

ESTUDIOS BÁSICOS

El examen físico, electrocardiograma (ECG), la ergometría (PEG) y un análisis de sangre y orina, son los estudios básicos para poder tener un concepto general del estado de salud, la capacidad física y aptitud para indicar o recomendar cual actividad será la mas adecuada y los límites de intensidad en la realización de la misma. Este tipo de estudios se les realiza a todos.

En caso de cardiópatas además de los estudios básicos, puede ser necesario realizar otros mas específicos ecocardiograma, cámara gamma o eventualmente Holter que seguramente su cardiólogo de cabecera se los pudo haber indicado previamente. Estos estudios son necesarios para prescribir actividad física con un margen de seguridad aceptable, recomendando en algunos casos iniciar la actividad bajo control médico en el grupo de rehabilitación cardíaca.

En deportistas de rendimiento la realización de una ergometría tiene un diferente perfil que en el resto, ya que mas allá de detectar anormalidades informa sobre el estado de salud y capacidad de rendimiento deportivo y de esto depende en gran parte la prescripción del entrenamiento que realizará su entrenador. En estos casos tiene la finalidad de poder contribuir junto con los test de campo a la determinación sobre la cual se realiza la prescripción y planificación del entrenamiento.

RECONOCIMIENTO CARDIOLÓGICO DEPORTIVO AVANZADO

Contempla una batería de test que sumados a los anteriormente citados tienen la finalidad de determinar con mayor certeza grado de capacidad del deportista ya apuntando a la planificación de su entrenamiento. La prueba de esfuerzo con registro electrocardiográfico constituye uno de los apartados del reconocimiento cardiológico deportivo avanzado que se realiza en algunos grupos de deportistas. Se debe practicar sin exclusión en todos los deportistas participantes en el nivel nacional e internacional, siendo también recomendable en los deportistas mayores de 35 años que participan en cualquier deporte a nivel competitivo y que además tienen algún factor de riesgo cardiovascular (colesterol o presión arterial elevados, diabetes, fumadores o familiares en primer grado con enfermedad vascular padecida antes de los 40 años).

En estos casos la prueba de esfuerzo tiene una doble utilidad. Por una parte, la valoración funcional cardiovascular y respiratoria descartar anormalidades y reconocer parámetros del rendimiento individual. El electrocardiograma de esfuerzo es, potencialmente, la prueba más importante para detectar una cardiopatía isquémica oculta en deportistas, aunque es de bajo valor predictivo, especialmente en individuos asintomáticos con baja probabilidad de presentar enfermedad arterial coronaria, como son los menores de 35 años.

EVALUACIÓN MÉDICO DEPORTIVA DE RENDIMIENTO

En aquellos deportistas que persiguen un fin competitivo o de rendimiento existen otros objetivos a determinar. Estos deben ser realizados posteriormente a los anteriores y habiendo descartado todo tipo de patología.
Este tipo de evaluación persigue un fin de optimización de la práctica que lleve al mejor rendimiento del deportista. Incluyendo:
- Orientaciones alimentarias y optimización del peso y la composición corporal.
- Determinación de las variables antropométricas, somatotipo según cada deporte.
- Evaluación de la capacidad física y determinación de variables fisiológicas de interés
para la planificación del entrenamiento. En este apartado será importante que la evaluación sea realizada con el mismo elemento y bajo las condiciones mas parecidas a la del deporte practicado. Si corre se realizara en cinta, o si pedalea será en bicicleta, y con la misma bicicleta con la cual compite.

En estos casos se podrán evaluar diferentes parámetros tanto fisiológicos, frecuencia cardíaca, velocidad, etc. como así también parámetros técnicos y biomecánicos con filmación en cámara lenta y análisis instantáneo para correcciones técnicas y a posterior para su análisis. En estos casos la ergometría se realiza con la propia bicicleta del atleta con un equipo Computrainer valorando la potencia, la eficiencia de pedaleo, etc.

En caso de carrera la evaluación técnica acompañará a los parámetros de velocidad de carrera que serán de importancia para el entrenador para la programación del entrenamiento.

INFORME MÉDICO

Los resultados de las exploraciones practicadas al deportista son recogidos en un informe médico que incluye el diagnóstico y las recomendaciones que se deriven de las observaciones efectuadas.

En el actual estado de conocimiento de las enfermedades que son susceptibles de provocar una muerte súbita, el diseño de los programas de «screening» para grandes grupos de población no permite descartar totalmente la posibilidad de que suceda este acontecimiento en aquellos individuos asintomáticos en quienes no se han identificado patologías cardíacas potencialmente peligrosas. Por ello, se informa como «bajo riesgo», refiriéndose a la probabilidad estadística de que no aparezcan complicaciones.
Servicios Médicos
Servicios Educativos


CEMDDE