CEMDDE
Seguinos en
FacebookYoutube
Suscribite al Newsletter
Newsletter
Solicitar Turno
Solicitar Turno
ACTUALIDAD
02/08/2017

“El objetivo siempre es superarse”

Ezequiel Kelis es corredor, duatlonista y es el profe de running del CEMDDE. De cómo empezó a correr a cómo decidió entrenar a otras personas.

“Lo lindo de entrenar para correr es que vos te planteás un objetivo, y empezás a correr detrás de ese objetivo hasta cumplirlo”. Ezequiel Kelis habla sobre correr y automáticamente sonríe. Empezó a correr a los 21 años a raíz de una lesión en la rodilla que lo sacó de las canchas de fútbol.

“Estaba haciendo rehabilitación, en el cuarto o quinto mes, caminando y trotando suave en la cinta. Empecé de a poco a correr más. Un día, me invitaron a ser parte de la organización en una carrera. Me pusieron de banderillero. Fui y me encantó. Y muy poco tiempo después estaba corriendo”. Eso lo motivó no sólo a correr: con el tiempo, quiso entrenar a otros. Cuando iba a Buenos Aires, veía a los grupos de running y pensaba “yo quiero tener uno”. Hoy tiene tres grupos, uno en el CEMDDE.

A la hora de entrenar a otra gente, “prefiero que la gente corra bien antes que mucho”. Primero hace evaluaciones mecánicas, se corrigen pisadas, técnicas de trote, postura de zona media y brazos. “Primero hay que corregir cositas, casi todos tienen algo para corregir cuando empiezan. Una mala pisada influye en todo el cuerpo”, dice Ezequiel.

El proceso hasta la carrera se divide en dos ciclos. En la primera etapa se entrena distancia, se suman kilómetros, y sobre la fecha de la carrera, se trabajan velocidades y los últimos detalles. “Y a la hora de la carrera, la clave es llegar descansado. Siempre recomiendo que si la carrera es el domingo temprano, estés descansado y bien comido desde el viernes. En lo posible dormir siesta. Debes estar bien alimentado toda la semana previa, cargando carbohidratos, y después a la hora de correr la carrera hay que manejar los ritmos, es fundamental”.

Cuenta que el proceso de encarar una carrera no es simple: requiere de mucha destreza tanto física como mental. Porque aquel que viene con entrenamiento encima, busca bajar tiempos, estudia las subidas y bajadas del recorrido, debe ser inteligente a la hora de atravesar el recorrido de la carrera.

En carrera, las cosas que pueden suceder son muchas: “Euforia cuando largas, al principio. Salís rápido, entonces hay que controlarse. Después hay partes que te sentís solo, que estas solo. Y después, momento en que querés frenar”. En carrera, dice, hay momentos en que te agarra algo que te hace decir ‘no puedo más’.

Pero como la carrera ya termina, la gente se enfrenta a lo que en la jerga se llama el muro, que es lo que le impide a muchos llegar al final. “Porque hay una parte fisiológica y una mental. Creo que alguien que está entrenado a correr 15km, puede correr 21km, con la cabeza. Si venís bien entrenando para 15, se alarga un toque y llegas a los 21”.

En el post carrera, el cuerpo debe cuidarse de una manera muy especial. La recuperación es fundamental para afrontar lo que viene. De un maratón, se tarda aproximadamente un mes como para empezar a trabajar otra carrera. Se arranca caminando o trotando muy suave, porque el cuerpo sufre mucho y es muy habitual terminar con dolores. “El cuerpo hace un esfuerzo sobrenatural. Por más que estés bien entrenado, el cuerpo sufre”.

A día de hoy, una lesión en la rodilla le impide correr maratón. “Vengo corriendo varias carreras de 21 kilómetros y ahora arranqué con el duatlón. Esto permite que la distancia de trote sea más corta y la puedas combinar con la bici para hacer una prueba más larga y exigente. Y el triatlón también me encanta. Hago un duatlón para hacer un triatlón el día de mañana.”
Servicios Médicos
Servicios Educativos


CEMDDE